Hasta el 15 de octubre, los fanáticos del naturismo tienen a su disposición un espacio de 7300 metros cuadrados, debidamente identificado, en el Bois de Vincennes.

Un “espacio para naturistas” abre hoy en París en el Bois de Vincennes, en una experiencia que deberá durar hasta el 15 de octubre. Limitada por señalización, el espacio de 7300 metros cuadrados se sitúa cerca de la reserva ornitológica del parque, en un claro situado entre el bello Royale y la carretera Dauphine.

Las autoridades advierte que no se tolerará ninguna actitud de voyeurismo o exhibicionismo, debiendo la desnudez y la tranquilidad de los usuarios del espacio naturista ser respetadas.

En mayo, la alcalde del distrito 12 de París, donde se encuentra el Bois de Vincennes, Catherine Baratti-Elbaz, había dado luz verde a la apertura del espacio. “Soy favorable, estoy convencida que el Bois de Vincennes es lo suficientemente grande para que nadie se siente lesionado”, indicó a la revista Le Point. Este es el mayor parque público de la ciudad con casi diez kilómetros cuadrados (tres veces más que el Central Park, en Nueva York), habiendo sido creado entre 1855 y 1866 por el emperador Napoleón III.

La aprobación de la creación de un espacio naturista en París, totalmente gratuito, ocurrió hace cerca de un año. En la capital parisina, precisamente en el 12º barrio, ya hay una piscina que los nudistas pueden aprovechar durante tres días a la semana. La Asociación Naturista de París cuenta con 350 miembros.

Francia tiene 460 zonas reservadas a los nudistas, entre ellas 155 campings y 73 playas, siendo el primer destino naturista del mundo.