El pasado mes de Noviembre, el restaurante O’Naturel acogió a sus primeros clientes de la Asociación de Nudistas de París. “Esta noche recibimos sólo a los miembros de la Asociación de Nudistas de París. Ellos nos apoyaron desde el principio y reservamos nuestra primera noche para ellos “, dijeron los dueños del restaurante al diario Le Parisien.

Conocidos por mantener una actitud positiva hacia la desnudez, los franceses ahora tienen su primer restaurante para cenar sin ropa. Está abierto al público de martes a sábado, ofreciendo una cocina sofisticada por unos 40 euros.

Situado en el barrio residencial número 12, O’Naturel no parece molestar a los vecinos. “Cuando descubrimos lo que quedaría aquí, obviamente, eso nos hizo reír. Sobre todo porque hay una guardería al lado “, dijo Mehdi, un hombre que vive en un apartamento por encima del restaurante.

Pero no me molesta, ni a los vecinos, no vemos nada de la calle y sabemos que detrás no hay una sala de masaje”, dijo el vecino.

El restaurante tiene una cortina opaca que cubre toda la ventana para impedir ver lo que pasa dentro, mientras que una segunda cortina impide mirar hacia dentro cuando alguien abre la puerta.